Aprende a separar ambientes en tu decoración
Una casa más ecológica y natural
27 abril, 2019
Prepara tu casa y tus textiles para recibir el verano
29 mayo, 2019
Mostrar todo

Aprende a separar ambientes en tu decoración

Aprender a crear y a separar ambientes os será de gran ayuda para integrar diferentes inspiraciones, ganar espacio o proporcionaros una mayor organización en la decoración. La división de espacios es fundamental en una casa, especialmente en las que tienen pocos tabiques, y lo más adecuado es efectuarla a través de la separación visual. Esta se consigue mediante elementos como los muebles, la ropa de hogar, la iluminación, los materiales usados… Pero sin duda, el concepto principal por el que todo debe medirse es siempre el de funcionalidad. Es necesario pensar para qué usaremos cada ambiente que creemos en una habitación, y en eso se basará la decoración.

En primer lugar, una de las formas más recurrentes de dividir los ambientes es a través de la pintura. En una habitación diáfana que incluye salón y cocina, por ejemplo, es común que cada espacio tenga su color, lo que dará sensación visual de división. Pero no solo sirve para espacios muy grandes. También se utiliza en zonas de vestidor, de escritorio o de lectura integradas dentro de los dormitorios, o en los cuartos compartidos, entre otras. Si quieres separar el espacio de cada huésped en un cuarto, lo más efectivo es pintar la pared de detrás de cada cama. Pero asegúrate de que los colores combinen correctamente, utilizando siempre un tono neutro como contraposición del otro, y no dos colores saturados, para que no quede una decoración estridente. Por otro lado, si lo que queréis es separar una pared del resto de la habitación –donde haya arte, un mueble especial, antigüedades, una librería, instrumentos…– con el fin de destacarla, animaos a pintarla con un color más arriesgado o un papel de pared que le dé vida. Tendréis así dos ambientes en uno.

Por otra parte, los materiales y muebles también ayudan a señalar el espacio. Por ejemplo, utilizar una pared o mampara de cristal se agradece en habitaciones pequeñas, ya que dejan pasar la luz, o para separar espacios diáfanos. Pero los muebles juegan un papel clave, ya que se convierten en elementos funcionales que tienen al tiempo otras tareas como la decorativa o la de almacenaje. Por ejemplo estanterías sin trasera que funcionen como pared, el conjunto de muebles de salón para relajarse y ver la televisión –así, todo lo que quede a la espalda del sofá, fuera de esa zona, quedará separado visualmente-, grandes aparadores, una larga mesa para fiestas, e incluso algo tan simple como una alfombra que delimite el espacio en el suelo o un biombo. Estos son elementos muy versátiles y fáciles de trasladar, y que pueden ser de muchos materiales, adaptándose al estilo de decoración de cada ambiente.

Sin embargo, no solo el biombo es una de las opciones más fáciles de instalar. Como ya os contamos en publicaciones anteriores, otra herramienta para separar ambientes es decorar con cortinas, paneles y lamas como las que tenemos en La Huerta. El uso de textiles ayudan a que el espacio no se vea tan pequeño como con una pared, porque no impiden el paso de la luz, aunque a la vez proporciona la intimidad necesaria. Se puede separar una habitación del salón, la cocina de una pequeña salita, un rincón de lectura al que se le quiera dar entidad propia, el espacio entre dos camas para dar privacidad a cada ocupante… Todo lo que os imaginéis. En este sentido, también es interesante para cuartos compartidos separar espacios a través de la ropa de cama. Es una buena idea para el cuarto de los niños, que podrán elegir el color y conjunto que más les guste y así les dará la sensación de que tienen su propio rincón, al tiempo que se unifica el espacio con una pintura de tonos más neutros en las paredes. Además, en el salón, dormitorio o cualquier otra parte de la casa podéis separar ambientes con textiles simplemente jugando con la paleta de colores de un mismo tono.

Por último, recordad que todas estas son armas que si queréis podéis utilizar al mismo tiempo para separar espacios. Ahora dependerá de vosotros. Aunque, por supuesto, siempre os recomendamos respetar la armonía visual y el equilibrio de colores. Si tenéis alguna duda sobre el uso de los textiles, no dudéis en pasaros por La Huerta y os aconsejaremos.