Cambios de temporada para un hogar más ordenado y trendy
Tándem ganador: transforma tu casa con tejidos y materiales naturales
9 septiembre, 2019
Colores de éxito que no esperarías incluir en tu hogar
14 octubre, 2019
Mostrar todo

Cambios de temporada para un hogar más ordenado y trendy

Aunque el calor nos haga olvidarlo, ya ha llegado el otoño y toca temporada de cambios, planes y renovación. Los meses que vienen nos recuerdan que nuestra casa es el mejor refugio contra el frío y la rutina, por lo que es momento de prepararla para que esté impecable y podamos sentirla como un verdadero hogar. Deshazte de la pereza y lo de dejar las cosas para luego y podrás dejar la casa a punto para la nueva estación, tanto en limpieza como en decoración. Te contamos cómo.

Lo más importante es realizar una limpieza a fondo de los textiles. Sobre todo si vives en la ciudad o en una localidad grande, eso te ayudará a deshacerte de la polución y el polvo que se han acumulado con más facilidad durante el verano en los tejidos del hogar, ya que puertas y ventanas permanecen abiertas durante más tiempo. Lava las cortinas, estores o lamas y aplícate sobre todo en las de color blanco para que no aparezcan amarillas el próximo verano al sacarlas de su almacenaje. Los colchones son otra de las partes más necesarias de mantener en la casa, y a veces también la más difícil. Aprovecha la nueva estación para darle la vuelta y quitar manchas. En este caso, el bicarbonato de sodio será tu aliado contra las manchas. Déjalo actuar y luego retíralo con un trapo. Para las manchas de sudor difíciles de quitar, prueba a aplicar agua, jabón y amoniaco.

Si vas a guardar algunos textiles de verano, asegúrate de que el armario en el que coloques la ropa de hogar esté limpio y libre de polillas. Y qué mejor que utilizar productos naturales para desinfectar: agua con vinagre o limón será suficiente. Aún así, intenta airearlo un par de veces al mes. Si tienes alfombras o estores de materiales naturales como el yute o el cáñamo, antes de guardarlos asegúrate de que han tenido una limpieza en seco y aspíralas para evitar que el polvo impregne las fibras. A la hora de almacenar, lo bueno que tiene el paso del calor al frío es que los textiles abultan mucho menos. Pero eso no significa menos cuidado y orden. Lo ideal para los textiles como sábanas de verano, colchas bouti o fundas de cojín, es guardarlas en bolsas de tela transpirables, ya completamente lavadas y secas, y que permanezcan en un lugar oscuro del armario. Hay que asegurarse también de que el espacio que utilicemos de almacenaje – como sótanos o garajes- no tenga humedad, porque podría estropear nuestros textiles. Selecciona también la ropa de hogar que ya no quieres, al más puro estilo Marie Kondo, o dale una segunda vida para el exterior: una colcha fina de verano puede servir de manta para los muebles de terraza en las noches frescas de principios de otoño.

En los preparativos también hay que tener en cuenta algunos detalles que a menudo se dejan olvidados, como la calefacción o la iluminación, y que si se tienen en cuenta nos permiten ser eficientes y ahorrar mucho en los meses fríos. Con las chimeneas, es preciso revisar y limpiar a fondo los conductos, y lo mismo si tenéis radiadores, aunque en este segundo caso se puede utilizar la aspiradora para una limpieza más rápida. Por otro lado, cuanto más avanza el otoño, más se reducen las horas de sol, por lo que la iluminación artificial se hace imprescindible. Aumenta su eficiencia haciendo un repaso a las bombillas y a las pantallas de las lámparas. No utilices nunca agua para limpiar las bombillas, sino amoniaco o alcohol de quemar, y siempre cuando estén frías. Para las pantallas, dependerá del material. Las de tela se pueden limpiar con aspirador o con un paño, mientras que las de materiales menos delicados, con un trapo húmedo. Los apliques o luces de cristal y metal aceptan productos quitagrasa en caso de que lo necesiten, como por ejemplo los que tenemos en la cocina. Además, si piensas que no tienes suficiente luz en casa, es momento de que apuestes por pantallas nuevas de colores claros, ya que aumentan la luminosidad.
Los cambios de temporada piden también una nueva cara en decoración y nos invitan a seguir las nuevas tendencias. En cuanto a colores, apuesta este año por la gama cromática del azul y el gris, los relajantes terrosos como el marrón o detalles en colores vibrantes, pero sobre todo déjate enamorar por los tonos más cálidos e intensos, como la gama del rojo y el amarillo, que se adueñarán de paredes y complementos. Por otra parte, ya lo hemos visto en moda: vuelve la década de los 70 para marcar la estación. Déjate inspirar por el estilo hippie y boho de esa década y prepara textiles con mucha textura y estampados étnicos. Cojines y ropa de cama serán tus aliados. Además, podrás alejar el frío, ya que el terciopelo vuelve a ser tendencia. Por último, la decoración con plantas, tanto naturales como artificiales, viene para quedarse. Hazte ya con las tuyas e imprime calidez al hogar. Como siempre, si necesitáis inspiración o consejo, no dudéis en acudir a una de las tiendas de La Huerta y os atenderemos sin compromiso