Convierte el baño en tu espacio favorito
Homefullness: el placer que sientes al llegar a casa tiene nombre y te contamos sus claves
15 agosto, 2021
Empezando el otoño 2021 con las nuevas tendencias en decoración
16 septiembre, 2021
Mostrar todo

Convierte el baño en tu espacio favorito

En la decoración de interiores, cada estancia cuenta. Para que nuestro hogar tenga un estilo armonioso, debemos prestar atención a cada espacio, y no solo al salón, el recibidor y los dormitorios. Y no es solo para que nuestros invitados puedan apreciar las estancias, sino para que podamos apreciar la belleza y la armonía en nuestro entorno día a día.
En este contexto, el baño adquiere una importancia especial, ya que debe hacernos sentir cómodos y con bienestar. Al ser un lugar privado donde pasamos parte del tiempo, también tenemos que tener en cuenta la paz, vitalidad y relajación que nos puede proporcionar un baño decorado en armonía con nuestros gustos y necesidades.

Lo primero en lo que hay que pensar al decorar un baño es en el color general. Los azulejos en blanco son siempre una opción acertada, pero hay opciones incluso para los más atrevidos. Pero para escogerlos, lo ideal es pensar en el espacio. Si tenemos un baño de proporciones reducidas, lo ideal para ampliarlo a la vista es utilizar colores claros. Y si el techo queda a una altura muy baja, se pueden disponer en vertical para que visualmente parezca más alto. Por otra parte, hay que pensar también en la forma de los azulejos y en el color de la pintura, en el caso de que la utilicemos para alguna parte del baño. Una idea fácil y que suele funcionar muy bien es distinguir la pared de la ducha del resto del baño con azulejos más pequeños y de una tonalidad de la misma gama pero diferente. También se puede ser creativo y destacar la pared de los lavabos y el espejo con un color más profundo y vivo o con papel de pared estampado.
Después pensaremos en los muebles. Los muebles de baño tienen muchísima versatilidad y podemos elegirlos según el estilo que más se adapte a nuestros gustos. Hay muebles vintage, modernos, más rústicos, de diseño o minimalistas, por ejemplo. También podemos elegirlos con patas o suspendidos, para facilitar la limpieza del suelo. En cuanto a la ducha o bañera, si elegimos mamparas transparentes la sensación de un espacio amplio aumentará. Para elegir los muebles también hay que tener muy en cuenta el espacio, y asegurarnos de que el mueble que nos gusta se adaptará a las medidas.

En la elección de los muebles también debería influir nuestra necesidad de almacenaje. En los baños solemos guardar muchas cosas y todo tiene que tener su espacio y un orden adecuado para que no se pierda la armonía. Recuerda sacar del baño los trastos que no corresponden con ese espacio. Para el almacenaje de los muebles, como armarios y cajones, recomendamos utilizar separadores y cestas para ordenar los productos y objetos de aseo. Aunque esa parte no se vea, también puede afectar a nuestra sensación de bienestar. Por otra parte, para complementar el almacenaje de los muebles, siempre es buena idea instalar un carrito auxiliar –le dará al baño ese toque de revista- y un par de estanterías.

A continuación elegiremos los textiles. Además de la alfombrilla o cortina de ducha, si es que nos hace falta, las toallas son perfectas para completar la paleta de color de nuestro baño ideal. Toallas como las de La Huerta, 100% algodón, nos darán ese plus de comodidad y convertirá nuestro baño en un auténtico spa. Además, si usamos albornoces, podemos dejarlos a la vista como complemento visual.

Por último, solo tendremos que pensar en los detalles de la decoración. No hay que olvidar que un baño también admite hoy en día cuadros, plantas y otros objetos que pueden mostrar nuestra personalidad. Tampoco hay que olvidarnos de detalles tan importantes como el difusor del jabón o jaboneras, el diseño de los toalleros o de la grifería, o los apliques de luz, entre otros. También se nos ocurre decorar con velas con olor, bandejas con hojas secas, jarrones, pequeñas esculturas, cestas de mimbre con plantas o para las toallas… Y vosotros, ¿qué detalles añadiríais a vuestro baño?