Di adiós a lo anticuado: moderniza la decoración de tu hogar
Atrévete a jugar con los estampados
27 febrero, 2019
Hogares y textiles libres de alergias
28 marzo, 2019
Mostrar todo

Di adiós a lo anticuado: moderniza la decoración de tu hogar

Para abordar el cambio de una casa, lo primero que viene a nuestra cabeza son grandes palabras como reformar, rehabilitar o redecorar, que a veces dan un poco de vértigo. Pero recordad que el cambio siempre puede ser al nivel que consideréis necesario, y con algunos de nuestros consejos, veréis que no siempre es una empresa imposible de conseguir.

La modernización de una vivienda siempre dependerá del tipo de casa que sea y de su antigüedad. Una casa vieja, por ejemplo, comprada o heredada, puede dar al principio algún que otro dolor de cabeza, pero puede convertirse en una oportunidad perfecta para llegar a tener un hogar de revista. De hecho, aunque parezca que este tipo de casas pueden dar más trabajo, suele haber muchos elementos que se pueden respetar y mantener, y que les dan un toque rústico, acogedor y elegante al mismo tiempo, un estilo que tiene la cualidad de mantenerse actual a pesar del paso del tiempo.

En primer lugar, hay que pensar en la distribución. Para ganar en espacio y sensación de amplitud, lo aconsejable es deshacerse de algunas particiones que consideremos innecesarias. Se lograrán así espacios mucho más acogedores y dispuestos para la vida social. Pero recuerda: acometer la reforma de una casa antigua también significa respetar su esencia. Por ejemplo, los materiales de la época de construcción toman un papel relevante a la hora de restaurar algunos elementos como puertas, algunas paredes, vigas de madera, escaleras… Los pavimentos porcelánicos antiguos o los azulejos hidráulicos que encontramos en muchas de estas casas son otros elementos que se suelen restaurar y conservar como una parte importante de la decoración.

Para hacer contraste con este estilo de reminiscencias antiguas, en pintura, mobiliario y ropa de hogar es aconsejable elegir una paleta de color neutra, con ciertos toques de color, que aporte la renovación y la atemporalidad y una el estilo de toda la casa. La madera o el cáñamo son algunos materiales ganadores en este tipo de decoración. También las fibras naturales en los textiles, que aportarán parte del aspecto rústico y llamarán la atención sobre todo en el salón, a través de los cojines y los plaids. En cuanto a los detalles, se pueden rescatar muchas piezas que, con moderación, pueden completar una decoración que siga respetando la esencia de la casa desde la modernidad: alacenas o vitrinas, una cómoda o un escritorio repintados a mano, vajilla o libros antiguos… Las flores, por otro lado, aportarán frescura y sensación de ambiente natural a la casa.

Por otro lado, si es la decoración de tu propia casa la que se ha quedado anticuada, verás que los consejos para renovarla en estilo tienen también bastante relación con el caso anterior. A veces, como con la ropa, nos damos cuenta de que hemos seguido la tendencia del momento y ahora se ha quedado pasada de moda. En esta ocasión, solo con pintura, textiles y algunos más elementos, puedes cambiar tu casa con poco esfuerzo. La primera regla importante a seguir para repintar espacios, es que los tonos neutros os permitirán mezclar materiales, estilos y colores en los elementos de cada habitación, actuando así de lienzo, por lo que en el futuro, si fuera necesario por el cambio de tendencias, será más fácil redecorar.

En mobiliario, la mezcla es el concepto estrella en este momento, así como la esencia natural o el contraste entre lo nuevo y lo antiguo. Puedes optar por comprar algún mueble nuevo, pero acciones como retapizar sofás, sillones o encontrar nuevas fundas, resulta mucho más económico y se puede hacer cuantas veces se quiera. Siguiendo con los textiles, un cambio de las cortinas o los cojines del salón, así como la ropa de cama, o pequeños detalles como añadir unas toallas nuevas en el baño, hacen mucho por renovar una casa pasada de moda. Y es que un cambio de los estampados y colores, como decíamos en nuestro anterior post, es un plan clave pero muy simple para redecorar la casa siguiendo la evolución de las tendencias sin quedarse atrás y sin gastar una fortuna.

Un último consejo importante es intentar dejar un poco las modas de lado y decorar siguiendo nuestros gustos e instinto. Las modas son pasajeras, pero lo auténtico permanece. Por eso es fundamental mostrar nuestras pasiones en la casa. Arte, fotografía, manualidades hechas por nosotros… Las casas impersonales quedaron hace tiempo en el pasado, y ahora la mezcla, lo personal y espontáneo, es lo que se lleva. Como siempre, no hay que abusar, pero en todo es importante dejar nuestro toque. Así que, pasad por La Huerta si tenéis preguntas, ya que os ayudaremos en vuestro proceso de redecoración, y os animamos a que emprendáis nuevos proyectos en vuestra propia casa. ¡Os sorprenderá el potencial que tiene!