Historia de la mantelería y por qué utilizarla
Averigua qué necesitas cambiar y renueva tu decoración para este verano
10 junio, 2020
Cinco pasos para recuperar la vitalidad en el hogar
22 julio, 2020
Mostrar todo

Historia de la mantelería y por qué utilizarla

Hay textiles que destacan por su elegancia y son muestra de celebración y de buena presencia. Entre ellos encontramos la mantelería, los manteles y servilletas que visten nuestras mesas. Pueden ser de diferentes materiales y cumplen una función muy importante en nuestras casas. Pero, ¿cómo llegaron a formar parte de la ropa básica del hogar y de nuestra cultura? Desde La Huerta Valenciana queremos reivindicar el uso de la mantelería y contaros un poco de su interesante historia.

La historia del mantel se remonta al Imperio Romano. Los primeros que existieron se fabricaban con lino y muchas veces estaban teñidos de colores. Los invitados a las comidas, asimismo, adquirieron la costumbre, extendida por todo el Mediterráneo, de llevar sus propias servilletas.

Durante la Edad Media, la mantelería comenzó a entenderse también como arte y ornamento, por lo que el uso de manteles con bordados y flecos se hizo frecuente. Al principio, solo la nobleza podía acceder a ellos, ya que su uso era símbolo de riqueza y posición social. Más tarde, empezaron a utilizarlos otras capas de la población de clase más baja y se popularizó. Los principales materiales para la mantelería eran la seda, que usaban los más ricos, y el lino, que era utilizado por las clases bajas. La introducción del algodón en la industria en el siglo XIX cambió la calidad de los manteles, y en el siglo XX los tintes empiezan a inundar el mercado de la mantelería.

El uso de la mantelería también está muy ligado a las normas culturales y de educación. Por ejemplo, en cuanto a las servilletas. Durante el Renacimiento se escriben por primera vez algunos manuales de comportamiento sobre la mesa que calan en la sociedad. Como consecuencia, se empieza a hablar del uso de grandes pliegos de tela durante las comidas. A partir del siglo XVII, por fin, se formaliza el concepto actual de servilleta.

¿Por qué usar las servilletas hoy en día? En primer lugar, se trata de una pieza textil que siempre hace sentir seguros a los invitados y les ayuda a centrarse más en la conversación. Además, también ayuda a guardar la buena educación en la mesa y, sobre todo, ayuda a evitar las manchas sobre el regazo. ¿Cómo debe utilizarse? Según las normas de etiqueta, puede colocarse a ambos lados del plato o sobre él. Asimismo, cuantos menos pliegues tenga más elegante será el resultado.

¿Y la mantelería? ¿Por qué sigue siendo importante? Su función no es solo la de decorar la mesa, sino también de protegerla de golpes y arañazos que puedan producirse en el día a día. Así, dejaremos intactas las superficies y durarán más tiempo. Además, sustituyendo la mantelería de papel por la de tela ayudamos al medio ambiente.

Matel resinado de la firma Loneta

Por otra parte, ¿qué novedades encontramos en la actualidad para la mantelería? A finales del siglo XX, se introducen los materiales sintéticos, como el poliéster, que introducen mejoras como su resistencia y fácil limpieza.

Por otro lado están los manteles antimanchas que son de tejido con tratamiento Teflón, con tacto y aspecto de tela pero que repele los líquidos y evitan la formación de manchas y que puedes encontrar en La Huerta Valenciana. Pero si prefieres tejidos naturales también encontrarás la opción del lino y el algodón para tu mantelería, que resultan muy elegantes.  También confeccionamos tus manteles a medida, de distintos tejidos y para cualquier tipo de mesa.

Echa un vistazo a nuestra web y pregúntanos cualquier duda sin compromiso