La Huerta #Experta: tipos de cortinas y confecciones
Las 4 claves del confort otoñal
11 noviembre, 2020
Encuentra en el shabby chic tu estilo propio
28 diciembre, 2020
Mostrar todo

La Huerta #Experta: tipos de cortinas y confecciones

La Huerta Valenciana data de principios del siglo pasado. Tenemos un hondo arraigo en la ciudad de Valencia y, con los años, hemos adquirido renombre y expansión. Nos hemos especializado en la venta de ropa para el hogar, tejidos para la decoración, y también en sistemas de descanso. Sin embargo, uno de nuestros artículos más famosos desde los orígenes de La Huerta siempre han sido las cortinas. Por eso hoy os hablaremos de los distintos tipos que hay y sus confecciones y podréis ver la gran variedad que existe de estos textiles.

Las cortinas más básicas que podemos encontrar son las de rieles y tela con anillas. Es el estilo más clásico que conjunta perfectamente con cualquier tipo de decoración, pero sobre todo con los espacios amplios y elegantes. Hay muchas clases de modelos, tanto las más gruesas que impiden el paso de la luz –muy útiles por ejemplo en la habitación de un bebé- como las de visillo, tejidos finos y suaves que son casi traslúcidos y permiten el paso de mucha luz. Este tipo de diseño es perfecto para darle al espacio un toque acogedor o decorar la salida a la terraza.

Los estores o cortinas enrollables todavía continúan siendo una opción fresca e innovadora a pesar del tiempo que llevan entre nosotros, por eso son uno de los tipos de cortina más usados actualmente. Suelen ocupar todo el espacio de la ventana y se pliegan verticalmente a través de un sistema de poleas o mediante mecanismo, de forma que puedan dejar pasar la luz o bloquearla. En este caso también los encontramos en multitud de materiales, incluso en acabados día y noche que permiten modular la luz que atraviesa el estor. Este tipo de cortinajes son muy versátiles, novedosos, y para una decoración práctica y moderna.

Además, también encontramos las cortinas verticales en forma de lamas. De muy fácil montaje, las láminas verticales día y noche se basan en un sistema de bandas traslúcidas y opacas que al superponerse filtran la luz de forma gradual dependiendo del momento del día y del ambiente que se desee crear, con más o menos entrada de luz desde fuera. Si queréis saber más, id corriendo a nuestro Facebook, donde tenéis un vídeo colgado de cómo son este tipo de cortinas. ¡Os van a encantar! También podemos encontrar los paneles para decorar nuestras ventanas, sistema muy práctico para puertas y ventanas correderas. Son fáciles de limpiar y mantener, y ocupan muy poco espacio. Y si vuestra decoración es de estilo oriental o minimalista, es la opción perfecta.


¿Y qué distintos tipos de confecciones podemos encontrar para las cortinas clásicas? Los tipos de confección ofrecen acabados decorativos muy distintos, y si queremos vestir nuestra casa y nuestras ventanas, también tenemos que tenerlos en cuenta. Uno de ellos es el fruncido. Es la más clásica de las confecciones y se basa en pliegues continuos en la parte superior. Consigue vestir las ventanas con una confección muy elegante. Otro tipo es la confección lisa. Se usa con rieles en vez de con barras y permite que la cortina se estire del todo cuando está cerrada. Las tablas es otro modelo de cosido, una opción también clásica, elegante y muy decorativa, que resulta de la confección en forma de tablas, más juntas o más separadas. El fruncido triple es el fruncido con tres pliegues de forma continua que se pliegan sobre el riel para darle un aire más desenfadado al cortinaje. La confección en onda perfecta, por su parte, se recomienda para espacios amplios con superficies muy rectas, de modo que la onda rompa esa rectitud. Es una confección muy moderna que crea un espacio elegante, limpio y ordenado. El ollado se refiere a los aros normalmente metálicos –ollados- que se confeccionan en la tela en forma circular para que la cortina pueda deslizarse por la barra. No se podrá utilizar este acabado con rieles. La confección de presillas sujeta la cortina mediante presillas, como su nombre indica, y no ganchos.

Estos son solo los más comunes de los tipos de confección de cortinas. Otros acabados pueden ser los fuelles, trevillas o lazos, entre otras. Para elegir un tipo de cortina, también tendremos que tener en cuenta la confección: el estilo clásico y elegante de los fruncidos y la modernidad de las ondas perfectas o el ollado. ¡Tú eliges!