La magia de regalar
Hora del brunch
18 diciembre, 2017
Dale la bienvenida al 2018 mejorando tu descanso
11 enero, 2018
Mostrar todo

La magia de regalar

 

En estas fechas, los sentimientos son dispares dependiendo de a quién le preguntes. Unos disfrutan con el ambiente navideño, las calles engalanadas con luces, las comidas familiares y la alegría de las fiestas. Para otros, la Navidad significa añoranza por los que ya no están. Otros ni siquiera la celebran en absoluto. Sea como sea el significado para cada uno, la Navidad es una época en la que la paz, la bondad y la alegría se convierten en valores que flotan en el aire. Una época en que es más fácil ver gestos de generosidad y amabilidad generalizada. En la mayoría de casos, son las tradiciones las que envuelven y sostienen estos valores y los potencian, animándonos a ser mejores personas.

Por supuesto, una de las tradiciones por excelencia de la Navidad es hacer y recibir regalos. Los romanos ya celebraban estas fechas con banquetes y se entregaban unos a otros regalos sencillos y dulces caseros, para desearse buena suerte para el nuevo año. Más tarde, los Reyes Magos de Oriente agasajaron al niño Jesús con oro, incienso y mirra, y la tradición se ha quedado para siempre entre los cristianos como una forma de demostrar el amor que sentimos hacia nuestros amigos y seres queridos de manera desinteresada.

Pero, desde luego, no solo los niños disfrutan de esta tradición. Aunque regalar puede llegar a ser un difícil arte, y así lo confirman los dolores de cabeza que podemos llegar a tener a veces buscando el regalo perfecto. En primer lugar, como ya sabréis, es importante intentar pensar con antelación qué vamos a regalar. Parece un sencillo truco, pero que a veces no cumplimos. Las prisas de última hora son muy malas consejeras… También está claro que hay que tener en cuenta la edad, los gustos y aficiones de la persona a quien vamos a regalar. Aunque a veces también es necesario regalar algo no tanto que se desee sino que se necesite. Si la persona a regalar tiene redes sociales, será más fácil descubrir de algo que le guste.

En La Huerta tenemos productos que no pasan de moda por su utilidad y confort. Para edades más juveniles, la colección de edredones estampados de Reig Marti crearán un cuarto divertido para tus hijos o sobrinos. Pero ahora también pueden tener en su cuarto a sus personajes favoritos de los dibujos animados, con las sábanas, fundas nórdicos y sacos de Spiderman, las Tortugas Ninja, Frozen, Cars, los Minions, Mickey Mouse o la Patrulla Canina. Sin duda, tanto a los padres como a los más pequeños les hará mucha ilusión.

Y si quieres quedar bien con los que han sido padres recientemente, elige cualquiera de los productos de la Colección Pirulos y quedarán encantados. Los albornoces de colores, para niños y adultos, también serán siempre un acierto como regalo. Además, nuestra colección está hecha 100% de algodón. La presentación en caja, junto con sus características de absorción, suavidad y volumen, hacen de ellos un presente ideal.

Por otro lado, las mantas Plaid Galia y Plaid Tribal de Manterol, también en diferentes colores, pueden ser una elección práctica contra el frío y que gusta a todo el mundo. Pero la novedad que más sugerimos regalar en estas fechas, son nuestras mantas de la firma Pielsa, que tienen una textura aterciopelada por un lado y de borreguito por el otro. Son extra suaves y muy cálidas, perfectas para acurrucarse, y tanto en el sofá como en la cama, consiguen alejar los días fríos. También nuestras mantas Mora Sofing son un producto muy especial, con un bonito pack y la posibilidad de personalizarlas con el nombre. Además de suaves y ligeras, son económicas y hay una amplia gama de colores.

Pero además, no hay que olvidar que la gracia de un regalo también está en la magia que ponemos en el detalle. Siempre puedes optar por darle un toque especial a los regalos, un toque propio. Como sugerencias, un envoltorio bonito hecho por ti, con lazos, cintas y papeles de colores –hoy en día hay una variedad increíble-, regalos acompañados por una felicitación de las fiestas escrita a mano, o acompañado de una flor o una figurita de Navidad. Otra idea: si colocas una foto acompañando el regalo de cada miembro de la familia, esta será un obsequio añadido. Unas ramitas de acebo o pino o unas velitas ayudarán a crear tu propio rincón de los regalos. Puedes esparcir un poco de nieve encima de los regalos o alrededor para darle atmósfera navideña. Y para los niños, un envoltorio unido a globos de helio, por ejemplo, o acompañado de confeti o purpurina, será un extra que les encantará. Cuando sea hora de abrirlos, todos se sorprenderán de lo bonito que ha quedado el escenario navideño.

Así que ya sabes, poniendo solo un poco de chispa y magia en tus regalos te convertirás en el rey o reina de la Navidad. Seguro que a tus familiares y amigos les sorprenderá tanto como les encantará tu atención al detalle.