Las 4 claves del estilo farmhouse
Decoración de Nochevieja y planes de Año Nuevo
29 diciembre, 2020
Prepara tu rutina y tu habitación para un mejor descanso
27 enero, 2021
Mostrar todo

Las 4 claves del estilo farmhouse

A todos nos gusta ver nuestra casa a la moda, y un nuevo año es el momento perfecto para renovar la decoración. Por eso este 2021 os vamos a hablar del estilo rústico moderno o también llamado farmhouse. Como decoración inspirada en el campo, este estilo os transmitirá la sensación acogedora y calmada de la naturaleza. Este estilo es especial porque se inspira en las casas de campo inglesas o las granjas estadounidenses, con un toque rústico y desaliñado. Este tipo de decoración tiene que transmitir tranquilidad y naturalidad allá donde miremos. ¿Cuáles son sus claves?

  1. Empezar por los colores. El objetivo del estilo farmhouse es crear un ambiente hogareño, y para ello debemos apoyarnos en tres colores fundamentales: el blanco, el beige y el marrón. El blanco y el beige transmiten luminosidad y crean ambientes más espaciosos, mientras que el marrón emite vibraciones caseras y familiares, además de ser fundamental para imitar el aspecto rústico. Además, la decoración será más equilibrada si mezclamos estos colores base por uno de contraste, como el gris azulado, el turquesa, el lila o el amarillo, entre otros.
  2. Madera y mobiliario rústico. Las construcciones inglesas y americanas en las que se inspira el farmhouse están hechas en su mayor parte de madera, de ahí que sea un material fundamental en una casa de este estilo. Madera oscura, clara, pintada de blanco, envejecida… Todo vale. Atrévete con el revestimiento de paredes con madera. El hogar dará un cambio completo. Si os apasiona este estilo, también tenéis que tener en cuenta que será positivo invertir en unas cuantas piezas de mobiliario rústico. Una mesa de madera maciza en el comedor, una mecedora, una alacena de aspecto envejecido son algunas de las ideas más sencillas, un banco de madera para el recibidor… Las opciones son infinitas. Pero el toque ideal lo marca lo vintage. Ve a un anticuario o rastro, consigue algún objeto propio de las granjas –balanzas de peso, carteles de latón…- y colócalo en un lugar bien visible.
  3. Ropa de hogar rústica. En cuanto a los textiles, para decorar una casa estilo farmhouse, los estampados fundamentales son los cuadros y rallas. Úsalos para integrar los colores o como contraste de tonalidad, en cortinas, ropa de cama, manteles y cojines. Y recuerda echar un vistazo en nuestras tiendas para encontrar lo que buscas.
  4. Fijarse en los detalles. Para que la decoración tenga el aire rústico que necesitamos, tenemos que crear una atmósfera de campo y olvidarnos por completo de lo urbano. Prueba con la ropa de cama de estilo acogedor, suave y delicada, mantas de punto en los sofás, plaids estampados y cestas de mimbre por toda la casa. Las flores y plantas también tienen que estar repartidas por el hogar para aportar el toque de naturaleza. Desde La Huerta se nos ocurre ir un poco más allá: apostar por cojines hechos con tela de saco, calabazas falsas a modo de decoración, utensilios de cocina de aspecto antiguo… No hay nada más campestre.