Trae un pedacito de desierto a tu casa 
Preparándonos para los meses de calor
23 mayo, 2017
Elige con acierto las toallas de tu hogar
17 junio, 2017
Mostrar todo

Trae un pedacito de desierto a tu casa 

Desde hace algún tiempo las plantas han dejado de ser la única fuente de decoración de nuestros jardines y terrazas, para adueñarse también de algunos de nuestros rincones: la mesa del comedor, el alféizar de la ventana, o incluso las paredes de nuestra habitación.

De entre todas las variedades posibles de plantas, los cactus y las plantas suculentas o crasas se han convertido en grandes protagonistas del mundo de la decoración del hogar, gracias a su sencillez y su fácil mantenimiento: no requieren un cuidado especial, necesitan de muy poco riego y dan a nuestro hogar un toque sencillo y rustico. Este tipo de vegetales también nos evoca al  desierto, el calor o el verano, lo que produce cierta sensación de calidez a nuestros espacios.

Pero ¿sabrías explicar la diferencia entre las plantas crasas y los cactus? Ambas presentan un gran parecido, pero las plantas crasas o suculentas poseen tallo, raíz y hojas especialmente engrosadas que permiten el almacenamiento de agua, lo que las hace crecer y mantenerse durante periodos prolongados en zonas áridas, sin lluvias y con temperaturas extremas; los cactus en cambio, aunque almacenan el agua de forma similar a las plantas crasas, no tienen ningún tipo de espina adherida a su cuerpo.

Cuidados para estas plantas 

1. Riega poco. Con una vez por semana, para que se nutran de agua, tus cactus o plantas crasas estarán espléndidas. Por eso son plantas que puedes dejar tranquilamente en casa e irte de viaje durante unos días. En invierno conviene regarlas con más frecuencia, pues al ser plantas de interior, puede que el ambiente esté más seco -debido a las estufas y radiadores- y la humedad suele disminuir.

2. Cuando riegues, hazlo hasta ver cómo sale el agua por los agujeros de drenaje. Comprueba siempre que la tierra está un poco seca -hundiendo un dedo en la superficie- sin encharcar la maceta.

3. Transplanta tu cactus cada dos años a una maceta de arcilla que tenga un buen drenaje; si no lo tuviera haz unos agujeros en la base de la misma. Luego añade la tierra, pero sin llegar al borde (deja 5 cm de espacio) y a ser posible utiliza un abono orgánico con fibra de coco, hojas, corteza, turba… etc.

4. Por último, este tipo de plantas necesitan estar en zonas muy bien iluminadas. Es una buena idea ponerlas al lado de la ventana, aunque también se pueden poner en el suelo, al lado de una cristalera que se encuentre en un espacio iluminado. No lo pongas directamente al sol durante demasiadas horas.

Algunas ideas decorativas

Cuadro o jardín vertical de suculentas y cactus

¿Que necesitas?: un marco de madera que encaje en una caja de madera con poca profundidad y sin tapa, que tenga 4 agujeros en la parte posterior par
a colgar tu jardín; una rejilla para colocar encima; grapas para colocar la rejilla; un taladro; un martillo; tornillos; y tierra fértil con arena para plantar el cactus o planta suculenta.

Elaboración: coloca la rejilla por encima de la caja de madera y clava el marco encima de ambos. Rellena el cuadro con tierra hasta el borde de la rejilla; con una cuchara haz pequeños agujeros en cada cuadrado de la rejilla y coloca las plantas una por una. Con un taladro perfora unos agujeros en la pared -de manera que coincidan con los agujeros de la caja de madera- y coloca tornillos resistentes para soportar el peso del cuadro de los vegetales. Puedes pintar la madera de la caja con pintura de colores para que tus cuadros queden más animados.

Terrario con plantas suculentas y cactus

¿Que necesitas?: un recipiente de cristal como un jarrón o un bote vacío (depende del tamaño que elijas); tierra fértil; piedrecitas pequeñas de colores; y plantas suculentas o cactus.

Elaboración: coloca en el recipiente un puñado de piedras, e inmediatamente después coloca la tierra necesaria para que crezcan tus plantas. Una vez hayas transplantado los vegetales -puedes ir alternando formas y tamaños- coloca las piedrecitas decorativas y ya está terminado tu terrario.