Una cocina bien decorada y organizada
Los opuestos se atraen
15 septiembre, 2020
Desvelando los secretos de la decoración wabi-sabi
15 octubre, 2020
Mostrar todo

Una cocina bien decorada y organizada

Con cada nueva estación nos gusta renovar espacios en el hogar, y este otoño hemos decidido empezar por la cocina, la gran olvidada en la casa. Sin embargo, a pesar de que muchas veces no la tengamos en cuenta, cada vez los decoradores son más conscientes de su importancia y resaltan más su utilidad en la decoración de este espacio en particular. Es en la cocina donde pasamos gran parte del tiempo del día, cocinando, comiendo o simplemente pasando el rato con la familia y los amigos, así que tenemos que intentar que también sea un espacio acogedor dentro del hogar.

Si lo tuyo no es arriesgar, apúntate a la tendencia nórdica. Es un estilo que refleja modernidad pero a la vez resulta muy acogedor. Su mezcla de materiales, de colores como el blanco y la madera, le da mucha luminosidad y calidez al espacio. Además, esta tendencia también se basa en el sentido práctico y la funcionalidad. Apuesta por líneas simples en los muebles y una decoración poco recargada. Y si tienes poco espacio para la cocina, este estilo la hará parecer más grande. ¡Garantizado! ¿El toque final? Añade algún detalle en acero y naturaleza en forma de plantas.

Al igual que con el estilo nórdico, las cocinas minimalistas también se basan en la regla de la sencillez, y son perfectas para facilitar la organización. Aplica el concepto de “menos es más” y hazte con lo imprescindible, construyendo así un espacio despejado y diáfano, clave en el minimalismo. Por otro lado, esta tendencia tiene mucho que ver con el orden y la limpieza, por lo que la funcionalidad será parte de ella. Por ello, en cuanto a los materiales, deberás fijarte en los que son más fáciles de limpiar y mantener en el tiempo. Para la mantelería, apuesta por resistentes manteles antimanchas como los que tenemos en La Huerta, que te permitirán tener la cocina perfecta en un instante.

Si no te da miedo arriesgar un poco más, te recomendamos un detalle que nos encanta: añade color a tu cocina. Apuesta por un tono uniforme, por ejemplo el blanco o el topo, y aprovéchalo para añadir un color a las paredes o a los muebles de almacenaje. Crearás un estilo muy vintage. También es cada vez más común ahora incorporar una zona de office con barra en la cocina para desayunos y momentos de trabajo o de relax con la familia o amigos. El toque moderno estará garantizado si incluyes este elemento. Y como siempre recomendamos, incluye detalles y alguna parte del mobiliario –incluso lámparas para la cocina- en materiales naturales como el mimbre, el esparto o el cáñamo. Están más de moda que nunca.

Además de la decoración, tenemos que tener en cuenta la organización de la cocina. Una buena organización nos ahorrará mucho tiempo y dolores de cabeza, al tiempo que nos permitirá desplazarnos por la cocina con mayor confianza y rapidez. Antes de ponerte a ordenar, prueba este primer consejo: haz inventario de todo lo que tienes, y tira lo que ya no uses o no necesites. La cocina suele ser un lugar de acumulación de objetos, y es bueno deshacerse de lo que está ocupando un espacio valioso. Luego seguimos con el almacenaje. Para tener todo bien almacenado es importante pensar primero dónde quieres tener colocados los objetos para que sean más fáciles de encontrar. Para las ollas, sartenes, vajilla, etc., es recomendable apostar, si podemos, por el almacenaje extraíble, que nos evitará tener que agacharnos cuando estemos preparando una comida. También, prueba a ordenar las baldas o los cajones con lo que más usas más a mano, por ejemplo con los platos juntos, las copas y vasos por un lado y las tazas y boles de desayuno por otro.

Otro de los puntos más importantes para tener una cocina ordenada es tener la encimera despejada. Todos los objetos deben tener su sitio fuera del plano visual, para que no parezca que la cocina está abarrotada. Asimismo, el interior de tus armarios y cajones debe ser una muestra de orden. Para ayudarte, apuesta por utilizar separadores: bandejas, cajas de madera, divisores… Serán tan útiles para objetos como los cubiertos como para elementos o accesorios pequeños como los botes de especias. Por otro lado, si tu cocina tiene poco espacio, siempre puedes aprovechar las paredes para ganar sitio de almacenaje. Instala baldas, ganchos o barras en la cocina y deja al descubierto tus accesorios. Esta también es una manera perfecta de controlar lo que falta y organizar más fácilmente. En la zona de la despensa, apuesta también por colocar los alimentos como las patatas, ajos o cebollas en cestas o cajas separadas. Mejor si destinas un cajón especialmente para estos productos que se dejan fuera de la nevera. La despensa también tiene que estar bien aprovechada, maximizando su espacio también con baldas, cestas, ganchos…

Para la mantelería, reserva un cajón especial en tu cocina en el que puedas proteger la tela de los olores y el calor. Para paños, delantales y manoplas puedes elegir el mismo lugar de almacenaje. Uno de los consejos más importantes a tener en cuenta es no escatimar en almacenamiento, y si estás pensando en renovar tu cocina, es preferible apostar por muebles que resuelvan tus necesidades reales de almacenaje en lugar de gastar dinero llevándose por la moda del momento.

No dejes tampoco al azar la zona de limpieza. Los productos de limpieza tienden a quedar acumulados debajo del fregadero o tirados de cualquier manera en el armario de la fregona. Aprovecha el espacio al máximo con cestas, estantes, usando la parte interior de las puertas de los armarios, etc. De esta manera planificar la limpieza te resultará más fácil. ¿Y por qué no pruebas a poner colgadores para la escoba, la fregona y el recogedor? Es muy fácil, y así cada elemento tendrá su lugar.