Viaja sin salir de casa: decoración de inspiración exótica
Rescata a tus manteles de las manchas
26 junio, 2019
Organiza tu zona de lavandería con estas ideas
30 julio, 2019
Mostrar todo

Viaja sin salir de casa: decoración de inspiración exótica

Esta también es una época para crear nuevos ambientes, deshacernos de la pesadez de telas gruesas, de objetos que recuerden al invierno, de probar e innovar en la decoración. Es el momento de arriesgar y dejarse llevar por algunas tendencias que pueden proporcionar vida a una casa invadida por el estilo de las temporadas más frías. Esta vez viajamos a los lugares más exóticos para inspirarnos.

Lo que nos sugiere el adjetivo “exótico” es algo ajeno a nuestra cultura, que remite a sitios lejanos y desconocidos. Se trata de un leitmotiv que se incorpora ahora a las nuevas tendencias para darle frescura al hogar sin detenerse en un solo lugar. ¿Cómo podemos incluirla en nuestra decoración? Se trata de hacer que los elementos que elijamos nos hagan viajar. Si te atreves con grandes cambios, empieza por las paredes. Nosotros recomendamos arriesgar con el papel de pared. Se trata de una opción más cómoda que la pintura y fácil de sustituir si el resultado no es el que se estaba buscando. Cubre solo una pared de la habitación que escojas para no recargar el espacio, y experimenta primero con esa zona. Los tonos verdes y turquesa de los estampados tropicales de palmeras, helechos, grandes hojas y vegetación, e incluso animales exóticos, tendrán todo el protagonismo. Lo ideal para contrastar con el mobiliario es optar por diseños sencillos, pero permite la mezcla tanto de materiales naturales como el mimbre o la madera así como el contraste con piezas más modernas y minimalistas, perfecto para los pisos de ciudad sin hacer grandes cambios.

De la selva nos desplazamos a zonas más secas y encontramos en lo étnico, en el estampado animal y en el estilo de aire africano nuestro refugio. Los tonos chocolate y tierra deben primar, así como los complementos textiles de estampados exóticos y de inspiración geométrica artesanal. Una buena idea es utilizar una tela de estampado animal para cubrir alguna pared a modo de tapiz y crear un “total look” safari. Si prefieres algo más relajado, incorpora un toque colonial –en verano queda especialmente bien en los dormitorios- que recuerde a Memorias de África y que añada tranquilidad y romanticismo al ambiente. Colores blanco y beige que invaden el espacio –también en la ropa de cama-, materiales naturales como el lino, frescura y limpieza visual. ¿El toque definitivo? Atrévete a instalar un cortinero o soporte en el techo y cuelga cortinas como las de La Huerta de tejidos naturales para emular una cama con doseles.

Una vez tengamos claro el estilo y los colores principales, los detalles le darán al espacio ese espíritu que queremos conseguir. Si no te atreves con los estampados de vegetación en grandes dosis, inclúyelos en los sofás con cojines como los de La Huerta, con flores de vivos colores, o lisos en tonos tropicales como los verdes, o los tonos tierra para la decoración de inspiración africana. Usa los textiles también para vestir los ambientes combinando tonos suaves de fondo con colores alegres y mezcla de estampados para espacios como el dormitorio o el salón –siempre intentando que haya un equilibrio visual-. En verano también es válido colocar muebles de exterior dentro de casa. Ayudará a reforzar la ligereza del ambiente, esa frescura y relax que también proporciona el estilo exótico. Atreveos por ejemplo con una tendencia muy actual: una butaca colgante de mimbre. Pero al final, lo especial está en lo pequeño: las fibras y materiales como la madera, el rattan, el bambú o el mimbre en muebles y objetos artesanales –cestas, alfombras…-, junto a la cerámica, figuras de animales salvajes, máscaras rituales, flores naturales o fotografías que muestren paisajes de países lejanos… Son solo algunos de los detalles que –si tenemos cuidado en que no sobrecarguen el espacio- harán que tu casa se convierta en un destino exótico perfecto.